martes, 6 de marzo de 2007

Esos bichos raros, los becarios.

He adoptado un becario.
El pobre llegó a la fábrica y nadie le hacia caso, por esas casualidades de la vida, tiene su ordenador al lado de ese mi puesto de trabajo que casi nunca piso; soy rata de taller.
En fin, que después de verle durante un mes la cara de aburrido y amargao, porque nadie le hacía caso y no tenía nada que hacer; me decidí a aprovechar una cabeza y unas manos desperdiciadas.
Se me da de coña lo de endiñar curro y liar a la gente, hay que reconocerlo.
Total, que le he puesto ha hacer unas gráficas de excel, unas macros y...........al grano, que te lias. El caso es que ahora está agobiao, dice que se siente muy presionado, que se está estresando, que no tiene tiempo para tomarse más de 3 cafés al día, y que se está pensando en coger una baja. ¡¡¡¡Si es que se ahoga en medio vaso de agua!!!!.

Vuestro tio Eume sigue sin poder entrenar.

4 Comments:

Jose said...

¿No te da vergüenza? Alardear como un pavo real de la explotación laboral... Si fuese tu becario te hackearía el blog.

Eumenio Vidal - KAIZEN said...

Buena idea, ya tengo otra forma de explotación. Vay a dictarle los post mientras tomamos café y luego que me los escriba.
Gracias Jose.

alfon said...

Eume...tratale bien...que ambos sois arrieros...

Eumenio Vidal - KAIZEN said...

Chicos, no os paseis conmigo, que de verdad que soy bueno.

© New Blogger Templates | Webtalks