jueves, 29 de noviembre de 2007

Embutición de piezas del automóvil


Como vemos, el proceso de fabricación de un automóvil comienza con la llegada de las bobinas de acero. El tipo de acero que se utilice es un factor fundamental en la construcción de la estructura de un automóvil, por poner un ejemplo, cuanto más alto sea el límite elástico del acero, más energía va a absorver en un impacto sin llegar a la deformación plástica.

Una vez se han descargado las bobinas de acero, estas se van colocando en la cabecera de una línea de prensas para su desenrollado, corte, y distintos golpes de prensa que nos van conformando las piezas dependiendo de los punzones y las matrices que se encuentren instalados.

Las piezas embutidas pueden tener cualquier forma y tamaño, y este proceso se caracteriza por tener los tiempos de ciclo más bajos de toda la fábrica; llegando incluso a fabricarse más de 100 piezas en una hora. Por tanto, es un factor fundamental tanto la correcta implantación de los puestos de trabajo como una buena estandarización que evite los movimientos innecesarios y todas aquellas operaciones que no aporten valor añadido a nuestro producto. Si ocasionado por un estándar incorrecto, un operador da 2 pasos de más en cada pieza, imaginad lo que puede resultar al cabo de 8 horas de trabajo a una cadencia de 100 piezas/hora. Haced la cuenta, porque os quedareis sorprendidos, 2 pasos no necesarios en 800 piezas suponen 1600 pasos. Por lo tanto, el operador, al final de la jornada habrá caminado más de un kilómetro de forma totalmente innecesaria.


Generalmente a la salida de la línea de prensas se encuentran situados uno o más operadors que van trasladando/colocando las piezas conformadas a contenedores para su posterior traslado al lugar adecuado para el ensamblado.

Comienza a ser cada vez más frecuente la utilización de tecnologías de visión al final de las líneas de prensa con el propósito de detectar posibles defectos de la embutición, sobre todo grietas. También se están desarrollando distintos tipos de contenerizadores automatizados, sobre todo por medio de la utilización de robots manipuladores.

2 Comments:

µßio said...

si estornuda alguien ¿se pierde un golpe de prensa? ¿están previstos el número de toses?
¡Lo pregunto en serio! Aunque no se si quiero saber la respuesta.
Muy didáctico
¡Saludos!

eKaizen said...

No es tan fiero como se pinta, puedes estornudar mientras trabajas.
Ahora en serio, la teoría (al menos donde yo trabajo) dice que de los 480 minutos que dura la jornada hay 15 para almorzar y otras 2 pausas de 10 minutos cada 2 horas. Quedarían en total unos 445 minutos de trabajo pero, a la hora de realizar una organización del trabajo nunca se suele pasar de una saturación del 90%.
Además los ritmos de trabajo también están controlados y se hacen estudios del tiempo teórico de ejecutar un ciclo de trabajo en función de los micomovimientos que se ejecutan y se compara con el tiempo real. Y si te interesa seguimos hablando, porque me he enrollado mucho y no sé si he aclarado algo.

© New Blogger Templates | Webtalks