jueves, 8 de noviembre de 2007

Flexibilidad en la mediana empresa

Vengo de ver, por primera vez, a un proveedor de piezas. Hasta ahora solamente había realizado visitas a fabricantes de útiles de la más diversa índole. Pero hoy el tipo de visita ha sido diferente y me han sorprendido muchas cosas. No voy a entrar a clasificar esto me ha gustado y esto no, tan sólo 2 cosas por lo chocantes que me han parecido.

- No hay gente mirando o de paso por el taller. Todo el personal que estaba en el taller de fabricación estaba a lo que tenía que estar, a currar. Mientras que yo estoy acostumbrado a ver un montón de gente que va hacia algún sitio; ya sea una reunión, otro departamento o lo que sea. Tampoco he visto a ningún técnico mirando (haciendo barandilla, como solemos decir), para ver si detecta alguna anomalía de calidad, geometría...

- Lo rápido y sencillo que es decidir en una planta mediana (aunque pertenezca a un grupo grande). Si tu interlocutor es una persona con un cierto peso, y tus argumentos son convincentes, tiene la suficiente potestad para tomar decisiones inmediatamente. Sin necesidad de estudiar el tema y convocar una reunión para la semana siguiente y a la que tienen que asistir: fabricación, mantenimiento, calidad, ingeniería, etcétera, etcétera

2 Comments:

Jose Martín said...

Es que no hay nada mejor para funcionar correctamente que un pequeño equipo de trabajo. Más de 30 personas juntas són incapaces de trabajar operativamente.

jeromin said...

La información y las ideas correm de una manera más natural e intuitiva... si se hacen las cosas bien hay una mayor implicación en los resultados y decisiones...(conozco bastantes empleados que lo que más desearían es que alguien prendiera fuego un día a la fábrica o empresa)... y sobre todo es más probable que la gente diga lo que piensa!!!! (en la gran empresa o planta, un objetivo primordial es tratar de pasar inadvertido)

© New Blogger Templates | Webtalks