viernes, 16 de febrero de 2007

11 M

Ayer empezó el juicio por el atentado del 11 M. La verdad, me confieso apolítico. Nunca me han llamado mucho la atención los temas políticos. Además es que últimamente, la política ya me da hasta asco. Es horrible que ni gobierno ni oposición se dediquen a hacer o a explicar lo que quieren hacer. Solamente existe la descalificación, la acusación, el ocultamiento de la verdad.....Vamos, que están todo el día tirándose los trastos a la cabeza. Como el perro y el gato.
Pero dentro de este universo político nuestro, ha comenzado el juicio contra los acusados del atentado de Madrid. España "el país de la chapuza" ha sido la primera en sentar en el banquillo, a un grupo de islamistas acusados de asesinato. ¿Qué pretendemos?. ¿Dar una lección a democracias tan históricas y asentadas como la ingleas o a los que se creen los padres-protectores del mundo?. ¿Meter la pata hasta la ingle?, ¿ser el centro de focalización de todo el odio del fanatismo islámico, con tal de poder acusar a alguien?. O es que ¿nuestro sistema policial y sobre todo nuestra autóctona Guardia Civil han sido más eficaces que la propia CIA o Scotland Yard?.
La verdad es que no sé que pensar. Dejando a un lado los comportamientos diarios de nuestra clase política y los miembros del poder judicial. No se si aplaudirles por el éxito o abuchearles por pasarse de listos.

3 Comments:

Jose said...

Toca juzgar, pero está claro que si tiene que acabar como De Juana Chaos, Pinochet o todos los shows judiciales a los que nos tiene acostumbrados Garzón y los superjueces, se pueden evitar todo el proceso. Sentencias que no sirven de nada que no imparten justicia son innecesarias.

Anónimo said...

Alfon, ¿que te pasa? ¿para cuando tu comentario al respecto de esta reflexión?
Jose ya ha dado su punto de vista.

Alfon said...

bueno, bueno... veo que algún inconsciente quiere hacerme entrar en temas políticos... jajaja...
a mi modo de ver lo mas fácil es que casi nadie quede contento con la sentencia, la justicia es una utopía...
pero los principios que rigen una sociedad deben juzgar a quien los desafían, al que no le guste eso que se tire al monte y se haga un péndulo con algún exdictador de oriente próximo, imagino que ese es el tipo de juicio que desearían algunos...
afortunadamente este país tiene cosas que ya podían copiar otros... no todo claro, jeje
Hagamos un kaizen!! Los políticos, a hacer política... los jueces, a juzgar... y los obispos, que empiecen a perdonar a los pecadores, que es lo que les toca... jajajaja! si cada uno se dedica a hacer lo que le corresponde la cosa no irá del todo mal

© New Blogger Templates | Webtalks