miércoles, 2 de enero de 2008

Lecciones con Ratatouille


Durante estas vacaciones, entre mazapán y mazapán, hemos visto la película de animación Ratatouille. A estas alturas no voy a contaros de qué va la historia, ya no tiene sentido, por todos es sobradamente conocida aunque sea a grandes rasgos. Lo que a mí me ha llamado la atención es la gran cantidad de mensajes KAIZEN que abundan en la película, prácticamente toda la historia es una gran lección de organización empresarial. A lo largo de la trama se explican, entre otros muchos, los siguientes conceptos:

- Trabajo en equipo: La cocina de un restaurante es un trabajo en equipo, cada uno tiene su rol. Tan importante es el que pela la verdura como el que hace las salsas o el pan. El trabajo de todos es lo que al final lleva al éxito o al desastre.

- Sencillez: La comida más sencilla se puede convertir en la estrella del restaurante. Con creatividad y dotes naturales, los ingredientes más sencillos se pueden convertir en el plato más exquisito.

- Preocupación constante - por innovar, la competencia y el cliente- : es necesario desarrollar platos nuevos, cuando los comensales están habituados a los restaurantes, si se quiere conservarlos, debemos preparar platos nuevos. Si no hay novedad se irán a otra parte. Cada vez hay más restaurantes por conocer.

En especial, hay una escena entre Linguini (aprendiz) y Colette (cocinera) que, en particular, merece la pena por toda la sustancia que se puede extraer. Aquí, Colette ejerce de maestro o sensei para mostrarnos la importancia de la formación. Para cualquier trabajo necesitamos formación específica para el puesto de trabajo que se va a desarrollar. Necesitamos de alguien más experimentado, que nos enseñe cómo hacer las cosas e introducirnos y presentarnos a los miembros del equipo. Además, podemos extraer estas lecturas:

- Justo a tiempo (JIT): hay que entregar cada pedido en el momento justo, ni antes ni después y con la calidad perfecta. Al cliente no le gusta esperar más de lo necesario ni tampoco comerse la sopa fria.

- Adelantar la producción es un despilfarro: se desperdicia energía y tiempo; cuando los pedidos se acumulan cada segundo cuenta. Pero no por ello debemos de tener la comida preparada, se perderá calidad.

- Asegurar la calidad entrante del proveedor: en la selección del producto está la clave, el próximo mejor producto es aquel que el chef selecciona personalmente a través de relaciones a largo plazo con los agricultores y con sus proveedores de confianza.

- Orden y limpieza (5S): tanto del puesto de trabajo como de uno mismo. Los platos sucios atrasan y las comandas se amontonan. UN DESASTRE. Además debemos de mantener una buena postura de trabajo para evitar accidentes y en buen estado nuestro uniforme de trabajo.

- Cumplir el estándar: sigue la receta siempre, nuestro trabajo es seguir la receta; siempre.

Verdaderamente, no sé si los creativos de Disney Pixar pensaron en estos conceptos cuando crearon la película, pero es un auténtico lujo a nivel organizacional y incluso es entretenida.

4 Comments:

mpiryko said...

Hoy he visto un documental sobre Spiderman, en el que los movimientos que realiza colgado de su seda, el sentido arácnico y el trepar por las paredes, lo justificaban
"científicamanete" o mejor dicho
"ciNEtíficamente"

Senior Manager: said...

Muy buena tu adaptación empresarial de la película… Precisamente lo que has hecho es una técnica muy positiva para sacar lo mejor de la información que recibimos o de las cosas que nos rodean de forma de adaptarlas a nuestro propio entorno y convertirlas en actos útiles. Muchos estímulos interesantes que recibimos a diario (informalmente) pasan desapercibidos y no son utilizados en nuestro provecho. Imagina el poder sacar lo más provechoso de cada película que hemos visto o de cada libro que hemos leído. En la misma empresa podemos sacar cosas buenas (y malas) de cada reunión a la que asistimos, de los comentarios de los compañeros, etc. Volviendo al tema de las películas, hay muchas que pueden ser bastante educativas…yo he utilizado varias en mis cursos de formación.

eKaizen said...

@empírico: ya veo que tú también has tenido tiempo de ver cine estas vacaciones, me alegro de que hayas tenido tiempo de desconectar de la rutina.
Te recomiendo Ratatuille, es bastante entretenida y hasta da para aprender algunas nociones kaizen. En cuanto a Spiderman, no sé, no sé; yo siempre he sido más de Hulk :)

@Senior: lo primero darte las gracias por la "alabanza" y después pedirte que me indiques qué películas has utilizado y para mostrar qué.
Tienes razón con lo de que se nos pasan muchísimas cosas por alto, podríamos aprender mucho más. Porque se puede aprender prácticamente de todo y cad día. Pero exige un esfuerzo de concentración y reflexión que no sé hasta que punto estamos capacitados para realizar. Sin ir más lejos, con el ejemplo que pones sobre una reunión; imagínate analizando el modo de realizar la presentación, el lenguaje corporal y gestual, nuestra técnica de negociación, etc. demasiado. Pero si que debemos proponernos mejorar cada día, poco a poco, en todos los ámbitos. :)

miriñaque said...

Podemos hacer mejoras puntuales para mejorar personalmente, pero lo más importante creo que pasa por quitarse las cadenas de todo tipo que lastran a las personas, la capacidad para recibir críticas, el no tener miedo a las repercusiones de nuestros actos ,la generosidad, el sentido de la responsabilidad, el ser capaz de confiar a la gente.
Ayer dijo el Principe de Asturias, que de vez en cuando se equivocaba y que cuando sucedía eso, lo que no se podía hacer era esconderlo, disimularlo, o usar técnicas raras para justificarlo... que lo que había que hacer era aceptarlo y poner los medios para subsanarlo. Ojala hicieramos las cosas con esa simplicidad. Un saludo

© New Blogger Templates | Webtalks