martes, 8 de enero de 2008

Proceso de pintado del automóvil


El proceso de pintado, ese gran desconocido. Pero intentaremos exponer generalidades del proceso de cualquier fabricante de automóviles para que nos hagamos una idea de cómo transcurre la vida por allí.
Previamente habíamos revisado la parte de la fabricación de un automóvil hasta que éste se convierte en una carrocería completa y validada, una vez que ha pasado por los primeros controles de calidad de revisión del aspecto de la chapa desnuda. Pero esta chapa galvanizada que constituye la gran mayoría de la caja, no es de apariencia atractiva para la comercialización ni es lo suficientemente resistente a la corrosión.
Por tanto el primer paso del proceso de pintura consiste en sumergir todas las carrocerías en unos tanques llenos de unos compuestos químicos, que son los responsables del tratamiento anticorrosivo. Durante esta fase, además del tratamiento anticorrosión, se hace que la carrocería quede con carga eléctica positiva. Es un paso fundamental ya que de ello va a depender una buena adherencia de la capa de aprestos previa a la pintura.
Generlamente, antes de aplicar la capa de aprestos es necesario esparcir, manual o automáticamente, cordones de masilla que sellen la carrocería y consigan su perfecta estanqueidad. Una vez aplicadas estas masillas, es el momento de aplicar esos finos polvos (los aprestos) que van a constituir la base casi microscópica de la capa de pintura. En las factorías modernas tanto las capas de aprestos, como las de pintura y lacas se aplican prácticamente al 100% en automático, por medio de la colocación de las adecuadas pistolas aplicadoras sobre un robot. Del mismo modo, es necesario destacar que la mayor parte de estos procesos transcurre dentro de galerías cerradas y con una atmósfera controlada. Son muy importantes parámetros como la temperatura, la humedad e incluso las corrientes de aire. Ya que pueden provocar múltiples y variados tipos de defectos como pueden ser: desigualdades en la capa final de la pintura, aparición de gotas, efecto piel de naranja, etc.
Para evitar que cualquiera de estos defectos llegue al cliente final, el último paso del proceso de pintado, vuelve a ser un control de calidad, y en caso necesario el retoque.
Actualmente, la gran mayoría de los fabricantes de automóviles, han desarrollado una política medioambiental. Para cumplir con sus compromisos medioambientales, los departamentos de pintura son una pieza clave dentro de las factorías. La gran tendencia, para perjudicar medioambientalmente lo menos posible, es utilizar pinturas con bases al agua y además instalar depuradoras que permitan purificar y reutilizar el agua.
Como viene siendo habitual, par ilustrar esta parte del proceso os dejo otros 2 vídeos de la fabricación del Ferrari, como siempre, cortesía de Youtube.

2 Comments:

mpiryko said...

Bueno, esto va a cambiar en seguida.
Las nuevas pinturas son SECAS, sin disolvente ninguno, por culpa de los COVs. Ya no basta con no tener emisiones de compuestos orgánicos volátiles. Los aromas a coche nuevo,
también están en peligro. Habrá cambios espectaculares en muy pocos años.
¡Salud!

eKaizen said...

La verdad es que lo que me comentas no lo sabía. Todos los temas relacionados con la pintura son para mí una gran caja cerrada. Me llegan cosas pero muy de lejos.
Pero lo que está claro es que es la parte del proceso que peores repercusiones medioambientales puede tener y por eso requerirá de un esfuerzo extra.
Saludos

© New Blogger Templates | Webtalks