jueves, 10 de abril de 2008

Crísis económica y sector de la automoción

A estas alturas y una vez pasadas las elecciones, ya no es posible especular en relación a la crísis económica existente. Preguntas como ¿realmente habrá crísis?, parecen haberse contestado por sí solas, la crísis ha llegado, se ha instaurado entre nosotros y parece que está aquí para quedarse. Según declaraciones de Rodrigo Rato, la crísis comenzará a apreciarse a mediados del 2.008 (como ya estamos viendo) y la recuperación será lenta.

Por su parte José María Fidalgo, afirma que España puede encontrarse ante 'una crisis económica grave', basada en el 'agotamiento de un modelo de crecimiento apalancado en las expectativas de consumo y de gasto de las familias españolas'.

Ante este panorama socioeconómico de gran incertidumbre, ¿qué se puede esperar para los próximos meses en el sector automoción?. Éste sector es clave en la economía española, ya que, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), contribuye con un 5,7% al PIB nacional y emplea aproximadamente al 11% de la población activa. Además, las exportaciones del sector, representan prácticamente un cuarto de la exportaciones totales.

En cooncordancia con las declaraciones de Fidalgo, las matriculaciones de vehículos en el pasado mes de marzo han caído un 28,2%, llegando incluso hasta el 40% en regiones como Murcia. La gran cuestión es si este desplome del mercado nacional puede agravar la actual situación crítica de algunas factorías españolas y traer consecuencias en relación al empleo.

Se hace necesario recordar que en los últimos 5 años la inversión de los fabricantes de vehículos ha sido importante, por ejemplo; en 2.002 se invirtieron 1.994 millones de euros, destinados fundamentalmente a la modernización de las líneas de montaje y la adaptación de éstas para la producción de nuevos modelos. Sólo en el año 2.002, se adjudicaron a nuestras plantas un total de dieciséis nuevos modelos. Se fabricaron un total de 2,85 millones de vehículos de los que se exportaron 2,26, el 81% de lo producido. Este es un punto positivo, ya que vemos que el sector no sólo dependen del mercado nacional, aunque no se puede afirmar que sea suficiente.

Sin embargo, a pesar de estas vistosas cifras, existe entre los fabricantes, desde hace tiempo, un motivo de preocupación, la baja rentabilidad del sector. Nos tendría que hacer pensar que, con una facturación total de 39.800 millones de euros en el año 2002, los fabricantes de automóviles instalados en España tuvieron una pérdida acumulada de 19 millones de euros. Desde el año 1994 no se producía este resultado negativo, siendo la rentabilidad del sector en los mejores momentos del mercado europeo y español muy discreta. Es frecuente en nuestro sector hablar de cifras positivas de producción y exportación, así como del comportamiento positivo del mercado nacional en los últimos años. Pocas veces se resalta y se hace hincapié en el problema de rentabilidad que tiene nuestro sector. Pero y ¿a qué factores se debe la baja rentabilidad?:

La fuerte competencia, el exceso de capacidad instalada, las fuertes inversiones necesarias para el lanzamiento de nuevos modelos y por lo tanto la necesidad de mantener una amplia gama de vehículos en el mercado y las importantes inversiones en I+D para mejorar la seguridad de nuestros vehículos y el cumplimiento de la normativa en materia de emisiones, reducción de consumos y emisiones de CO2, son motivos que producen esa baja rentabilidad. Por todas estas razones, la industria está obligada a continuar y acentuar el esfuerzo de reducción de costes.

Cada vez es más importante que las plantas sean flexibles a la hora de responder a la demanda del mercado. La racionalización y reducción de los costes logísticos son otros aspectos a mejorar a corto y medio plazo. Todo ello supone una continua carrera por mantener la competitividad de las plantas, concepto éste muy complejo y a la vez dinámico, es tarea de todos los profesionales del sector contribuir a ello y por parte de la administración, la creación de un marco general propicio para que esta competitividad sea viable.

Por tanto, como ya sabíamos, el sector de la automoción es clave para la economía española y no está nada claro su futuro y mucho menos en una époco convulsa como la actual. Con crecimiento previsible prácticamente nulo en europa, justo lo contrario que en otras economías emergentes. Esto coincide con la actual tendencia a la externalización tan a la orden del día en este sector.

8 Comments:

Senior Manager: said...

Es muy importante lo que señalas, porque no sólo estamos hablando de coches... Si el mercado de automóviles se resiente también lo harán en cadena todas las industrias y proveedores que están detrás de ellos. Detrás de cada coche hay una serie de componentes y partes que también se producen en España y que verán sus ventas mermadas tanto o más que la industria automotriz. Las soluciones no son alentadoras (despidos masivos, desocalizaciones y cierres) la crisis llegó para quedarse.

Anónimo said...

¿¿No nos habíamos instalado en un mundo un poco ficticio en lo relativo a los precios de la vivienda y la construcción?? Me explico crisis es lo que le espera de por vida a un individuo que ha comprado un piso un 25% por encima de un precio lógico, me río yo de que ahora durante unos añitos las cuotas de la hipóteca hayan aumentado 60€, o que el PIB suba 9 décimas menos de lo esperado (que por supuesto tiene su importancia), de peores se levanta y cae Argentina todas las décadas

eKaizen said...

@Senior: a eso me refería precisamente. El sector de la automoción tiene mucho peso en España, genera muchos puestos de trabajo directos; pero indirectamente también crea mucho trabajo, ya que en torno a las grandes factorías, suelen surgir una legión de pequeños proveedores que va desde quien suministra las lunas de los vehículos a los que hacen la limpieza de las instalaciones o los proyectos de modificación de los útiles.
Desde hace unos años al mencionado sector solamente se le escucha la cantinela de que en España no es rentable producir comparnado la situación con la de otras regiones.
Si unimos todo esto con la actual crísis económica, yo me pregunto ¿qué puede pasar?, cerrarrán alguna factoría con lo cual entraremos en el círculo vicioso de que la crisis será más crisis. No lo sé.
Un saludo

Anónimo: eso de las hipotecas si que es una auténtica crisis y lo peor es los años que la tendremos encima. Como poco 25, los más afortunados

alycie said...

Tranquilo, es cierto que será malo porque los mejores economistas del mundo, en España 19 millones de economistas que hacemos maravillas con nuestra economía, saldremos mas y mejor parados automovilistaicamente hablando, aunque achuchados.
En España se fabrican vehículos pequeños, que son los que hoy tiene mas futuro y mañana aún mas. La dificultad, son los Koreanos y probablemente los Indios, pero estamos con un futuro mas prometedor, los TT están al principio del fin, de su fin.
¡Animo! ¡Que en automóviles, sólo nos faltan marcas propias!

Maria said...

Desde que se empezó a vender oro por toneladas en España no se ha hablado de otra cosa que la temible recesión. Tanto que las suscripciones a revistas económicas que llegan a mi correo empezaron a quedarse sin abrir. ¿Total para qué? Con el nivel de paro que tenemos ya da verdadero pavor pensar en el futuro próximo en todos los sectores. Y las ayudas europeas disminuyendo hasta cero en el 2012 ¿no era así? Ya no recuerdo bien. Tendré que volver a abrir esas revistas. Uf...

eKaizen said...

@Alycie: mucho tiempo sin verte por mi casa, se te echaba de menos. Pero estás totalmente disculpado, seguro que estás muy ocupado con tus temas. Como te dije un día, me tienes despistado con todo el tema de tus blogs, cuando creo que tienes parado algo vas y me sorprendes con que tienes otra página que ha evolucionado muchísimo, increible.
En cuanto a la evolución del mercado automovilista en un país de economistas, pues no sé, ya iremos viendo lo que ocurre. Pero en lo que si que estoy de acuerdo es en que los TT y los de los "aritos" lo tienen crudo, frente a los utilitarios.

@María, como se nota que ya tienes la casa pagada. En esta época de crísis estarías más al día de las noticias económicas. Yo al menos lo intento, no digo que lo consiga. Ya me gustaría poder vivir con la solvencia económica suficiente como para olvidarme de todas estas cosas. Pero supongo que son "enfermedades" que se curan con el tiempo.

Un saludo

Maria said...

Te contaré un secreto. No es porque tenga pagada la casa, es porque viví la crisis del 73 en la Inglaterra de Edward Heath, con una inflación galopante, la semana de 3 días (three day week) para ahorrar electricidad. Cortaban tambien la luz horas y horas en viviendas y comercios. La gente vendía hasta los cojines del sofá en los "mercadillos de garage", como allí los llaman, y aún así muchos no podían pagar la hipoteca.

eKaizen said...

Gracias María, no sabía de tus anteriores experiencias. Sin duda tuvieron que ser tiempos difíciles pero que te hicieron aprender y ahora afrontas esta nueva situación con más tranquilidad. Muchas gracias de nuevo por compartir tu secreto con nosotros.
Un saludo

© New Blogger Templates | Webtalks