miércoles, 23 de abril de 2008

La primera empresa lean manufacturing made in Spain


De otras veces que se ha comentado sabréis que, el lean manufacturing es un sistema de producción que trata de eliminar todo lo superfluo. En inglés lean significa "magro", delgado, sin grasas o elementos superfluos. Por tanto un sistema lean es un sistema en que se ha eliminado todo lo que no aporta valor a la cadena de producción. Es un entorno de producción eficiente, porque al considerar irrelevante todo lo que no aporta valor, se ha eliminado de nuestro sistema productivo.

Hasta aquí nada nuevo, pero lo que me resultó curioso es que hace unos días leí que salvando las distancias, los conceptos del lean manufacturing se podrían corresponder con los ascetas, concretamente se referían a los ascetas españoles del s. XVI: San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús. El objetivo final de los ascetas, sean orientales u occidentales, españoles o hindúes; es conseguir la unión con Dios. Para ello renuncian a sus necesidades fisiológicas por considerarlas superfluos o innecesarias. Es decir, al igual que en el lean, tratan de suprimir aquello que no contribuya a conseguir el objetivo final.

Retornando a los ascetas o místicos españoles, destacaban la figura de otro gran asceta: San Ignacio de Loyola, que fué el fundador de La Compañía de Jesús. La órden de los jesuitas, se caracteriza entre otras muchas cosas por su gran austeridad. Por este motivo, se puede afirmar que La Compañía de Jesús puede considerarse como la primera empresa lean manufacturing made in Spain.
No queremos afirmar que las organizaciones modernas se rigan por el lema monástico de ora et labora, ni que seamos tan austeros como un jesuita en nuestro puesto de trabajo; pero sí se hace necesario un replantemiento a la hora de considerar lo que es necesario y lo que no. Como se viene afirmando en este blog desde hace algún tiempo, debemos de empezar a plantearnos el observar desde el círculo para detectar los 7 tipos de despilfarros y poner en marcha acciones que aumenten la productividad de nuestras organizaciones. Porque precisamente España no se caracteriza por su alto IPI, es más, según parece este indicador se va depreciando poco a poco. Si tenemos tan arraigados los conceptos de austeridad en nuestra sociedad, que "la primera empresa lean" se fundó en el s. XVI, ¿por qué no retomamos parcialmente estos conceptos?.

4 Comments:

toño said...

Digo unas cosillas a cerca de porque el IPI puede ser bajo:
1)El subempleo y el valor que se da al trabajo seguro anteponiéndolo hacia apuestas arriesgadas.
2)El subempresariado y los subjefes, garrulos, que tapan las ideas que puedan tener los escalones de los que ellos dependen
3)La idea de que el trabajo es un sitio de ocio en el que nos reunimos para marujear... no lo veo mal... si la gente se entretiene, estupendo!!!
4)Los horarios, parece que el objetivo de muchos sitios es que los empleados estén 40 horas en un sitio antes de que hagan cosas...conclusión, si podemos hacer el sudoku en 20 minutos, nos lo tomamos con calma y tardamos 1 hora.

ALyCie said...

Antes que la austeridad que pretende la mortificación de las pasiones, prefiero la sobriedad, que prescinde de lo superfluo.
Tal vez por eso me encanta el minimalismo japones, porque atiza las pasiones, prescindiendo de los adornos.
¡Salud!

Oscar said...

La simplicidad, recucir lo superfluo es algo muy interesante para muchas facetas de la vida. Las organizaciones deben hacer como pasa en mi poco amado fútbol, marcar goles, no dedicarse a pasarse la pelota.

Respecto a la productividad, creo que el truco y estoy de acuerdo con toño, son los horarios. Si ya has hecho lo que tenías que hacer por que aguantar sentado en tu sitio, para gastar luz, calefacción,... vete a tu casa y deja de vegetar. Yo soy como el anuncio: al que saló antes que su jefe del trabajo.

Mejorar la productividad significa trabajar por objetivos, significa inculcar pasión a los que te rodean y que sean felices.

Un saludo.

Maria said...

Pues no estaría mal que empezáramos por alguna parte, aunque tuviera que ser por la sobriedad. Nos han vuelto a dar otro toque desde las altas esferas respecto a la productividad. Y lo que me cabrea es que sigue habiendo mucha gente produciendo poco y saliendo de la oficina a las 9 de la noche.

© New Blogger Templates | Webtalks