viernes, 20 de junio de 2008

El Buzón de sugerencias


Durante la última semana, he recorrido parte de la blogosfera buscando material con el que poder rendir un homenaje a esos tan "mal afamados" buzones de sugerencias del mundo. No es que, desde estas páginas, consideremos que sean pilar fundamental de un sistema de generación de cambios de cualquier organización. Pero tampoco es que nos molesten como a Eric o nos den algo de urticaria, como dice Ángel
.

Seamos realistas, un simple buzón de sugerencias colocado en algún lugar de la empresa, no significa que en la susodicha organización, exista un sistema de sugerencias, bien implantado, robusto, fiable y que aporte resultados. Un sistema de sugerencias es algo más, que me gustaría dejar para entradas posteriores.

En estos momentos lo que queremos es lanzar una reflexión sobre lo que podemos transmitir por medio del buzón de sugerencias de nuestra empresa. De ahí la colección de imágenes que acompañan a estas líneas.


En las 2 primeras fotografías, se nota que la empresa le ha dedicado un ratito a la elaboración del buzón; una tiene impresos para recoger nuestras ideas, la otra nos facilita papel y hasta el bolígrafo. Por lo menos transmiten algo de preocupación por el tema, no sabemos que habrá más allá de estos buzones; pero los buzones en sí no están improvisados, son fruto de una reflexión y una cierta sensibilidad por el tema.

Las siguientes dos imágenes transmiten elegancia y sencillez; algo rápido y sin ningún tipo de complicaciones, menos elaborado y por tanto menor preocupación por el tema, que en la serie anterior.











La quinta de las fotografías de nuestra selección, no refleja un buzón de sugerencias al uso, es más bien, un tablón de sugerencias. Se nota que lo que se pretende es recoger ideas sencillas que mejoren el funcionamiento de la biblioteca. Con los colores alegres se hace una llamada a nuestra creatividad, a emplear nuestro pensamiento lateral, salirnos de los caminos marcados para mejorar. Creativo pero sencillo.


Aquí ya empezamos con las auténticas aberraciones, esta fotografía transmite una total improvisación, transmite la chapuza, la no preocupación por el tema. Es algo inconcebible que jamás llegará afuncionar.



Sin comentarios, totalmente surrealista.








9 Comments:

alfredus said...

Yo los buzones de sugerencias que conozco o estan casi siempre vacíos o llenos de papeles que nada tienen que ver con la utilidad del buzón.

Quizas en España no nos lo creemos mucho.

Jose Martín said...

Pero te has dejado la quintaesencia de los buzones de sugerencias modernos: el correo electrónico.

Cuando se quiere abrir la participación de los ciudadanos a lo que sea, ahora basta con crear una dirección de correo electrónico, pero, como bien comentas, ¿qué hay detrás? Misterio...

Senior Manager said...

El problema es que la gente ha perdido la fé en la función que desempeñan, pues por lo general no se ven resultados. Tampoco es claro su fin pues sólo solicita sugerencias pero no explica nada más.

Una vez fui a un restaurante en donde el servicio por parte del camarero era pésimo y en la mesa estaba disponible un folleto de sugerencias del servicio el cual comencé a llenar. Cuando le pregunté al camarero que en donde lo podía depositar, me dijo que debía dárselo a él, pues no tenían buzón (¿¿??)...Lo rompí en el acto ante la mirada del camarero... Lo llevé conmigo y lo coloqué en el contenedor azúl más cercano, creo que allí servirá mejor a la humanidad al menos como reciclaje...
PS: El restaurante era "Hollywood" en el Centro Comercial Glorias de Barcelona

eKaizen said...

Lo de los buzones de sugerencias está claro que no funciona, pero porque es imposible que funcione. Un sistema de sugerencias debe ser nominal, porque debe de servir para animar a la gente, para favorecer la creatividad de todos los trabajadores. Para que todos los trabajadores aportemos ese poquito extra, esa pequeña aportación que extralimita nuestras funciones pero que tiene que ser positiva para ambas partes.
Un sistema de sugerencias sano debe ser un win-win entre empresa y trabajador. Casi diría win-win-win incluyendo a los clientes de esa empresa o al grupo más cercano al sugerente.
La lástima es que tengamos los sistemas de sugerencias que tenemos.
Si pudeo escribiré un post al respecto, pero no os lo prometo, ultimamente ando que no llego.
Un saludo a todos

Kurt said...

http://lawarradelosmundos.blogspot.com/2008/06/lluvia-de-premios-olee.html

Pore el buen trabajo que haces.

Ioannes Xabier said...

Aprovechando la tecnología 2.0 ... ¿los blogs no serían un pequeño paso para mejora continua de la empresa en la continua prestación y coproducción de servicios?

A este respecto Alberto Ortiz de Zarate a escrito un interesante libro "Manual del Uso del Blog en la Empresa" : http://blogyempresa.alorza.net/

José Luis del Campo Villares said...

Si por sugeencias entiendes mejoras coyunturales e insustanciales al grupo que busca cada persona individualmente, se llenarían los buzones. Si por lo contrario, buscas sugerencias reales que apoyen el desarrollo del grupo humano, cada vez son meores en número. tendemos a ser mas individualistas.

malakay said...

He descubierto hace poco este blog y me gusta mucho lo que he visto.
He estado un tiempo trabajando como tecnico spv(sistema de produccion valeo) que consiste en aplicacion de los principios kaizen.
Sobre las sugerencias, alli esta implantado algo que llega a ser ridiculo, se obliga a la gente a hacer un numero de sugerencias de mejora al mes. El resultado es que ya nadie se lo toma en serio y las sugerencia son ridiculas.
Un saludo

Anónimo said...

No veo mal lo del nº mínimo de sugerencias, al fin y al cabo las que sean ridículas no nos llevará más de 5 segundos desecharlas

© New Blogger Templates | Webtalks