jueves, 12 de junio de 2008

Innovación o kaizen


Cada cierto tiempo busco blogs que hablen de kaizen, que como sabeis, es la columna vertebral de esta bitácora. Hoy me he encontrado con una interesante aportación realizada desde el blog Presión Blogosférica. Ángel, su autor, habla de la innovación y ridiculiza el mal saber-hacer de ciertas empresas cuando se ponen a innovar:

"Señores, hay que innovar, que es lo que toca. Venga; todo el mundo a estrujarse las neuronas para que salgan ideas nuevas. Y como sé que vais a aportar muchas ideas, os dejo aquí este buzón de sugerencias. Porque yo, como jefe vuestro, estoy muy ocupado. Vamos, ehhh; cuando vuelva quiero el buzón bien repletito".

Estoy de acuerdo con Ángel, es algo completamente absurdo. Profesionalmente, no me relaciono con temas de innovación, pero coincido en que la innovación es un proceso más de la empresa, y como tal, debe ser gestionado. No es suficiente lo del bien conocido por todos buzón de sugerencias. Son cosas completamente diferentes pero complementarias. O al menos yo lo entiendo así, la innovación lleva detrás un trabajo de investigación. En cambio, un sistema de sugerencias lo que busca es el kaizen a nivel del operario.

Un sistema de sugerencias es una especie de simbiosis entre empresa y empleado. La empresa se beneficia de las buenas ideas de todos aquellos que diariamente entran por su puerta, tiene en cuenta a todo el mundo que quiera aportar su granito de arena. Busca las pequñas aportaciones (o grandes, dependiendo del caso) de las personas que más directamente se relacionan con el entorno de producción, que son los que mejor conocen el terreno. La organización trata de sacar partido a los cerebros de todo el mundo, ya no es sufiente la tantas veces repetida cantinela de: "no te pago para pensar". El hecho de sentirse valorado y hasta importante, repercute directamente en el ánimo y en la motivación de todo el mundo. Todos salimos ganando con un sistema de este tipo.

Un sistema de sugerencias bien organizado, gestionado, ágil y flexible. Es uno de los mjores caldos de cultivo para habituar a toda la organización al proceso de cambio. Y al fin y al cabo qué es la innovación, un cambio, muy estudiado, muy trabajado, muy medido. Pero un cambio. Innovar y sugerir se complementan, ambos elementos son necesarios para el progreso de las organizaciones.

7 Comments:

Angel M. said...

Gracias por la referencia. Por una parte coincido contigo en lo importante que es eliminar la cultura del "no te pago por pensar" y pasar al extremo contrario: "si no sugieres nada para mejorar tu trabajo, ¿para qué te pago?". Aun así, le tengo algo de urticaria a los buzones de sugerencias: son anónimos, no públicos, por lo que no hay un incentivo ni un reconocimiento real, y por tanto no se puede considerar un "encouragement" de la participación y la innovación.

Enhorabuena por elegir el tema de Kaizen como elemento central del blog: da para eso y para más ;-)

José Luis del Campo Villares said...

Buenos dias.

Se que es algo necesario la idea de generar sugerencias dentro de un equipo de trabajo, pero mi experiencia, no dentro del mundo formacional, sino dentro del mundo de la empresa cuando era empleado de empresas privadas, por norma general y para mi desgracia, me indicaba que no era algo positivo.

La democratización al máximo de la innovación dentro de un entorno laboral, en mis casos, no digo en todos, tendía a la dispersión y a lña concurrencia de ideas pequeñas y poco rentables, frente al acercarse a una gran aportación. Mucho era debido a la "verguenza" psicológica de algun empelado al "que pensarán si digo...", por lo tanto en muchas ocasiones te limitabas a pedir opiniones y a decidir tu o el directivo que fueses sobre posibles novedades. Es la eterna lucha entre "involucración" y "compromiso". Los empleados se suelen involucrar en el proyecto que tu les mandas pero suelen comprometerse en el que ellos pasrticipan a la hora de tomar las decisiones y plantear novedades. El problem es poseer con un equipo humano que te permita esto.

Un saludo amigo

Eric said...

Innovación y creatividad...

Igual que a angel m. a mi tampoco me molesta mucho el buzon de sugerencias. Lo que no es bueno es que empleados no tienen las herramientas para "ser creativos" .

Existen varias metodologías para despertar a la creatividad, maneras para fomentar el pensamiento lateral. La creatividad a la hora de solucionar problemas. Me parece que es responsibilid de las empresas facilitar estas herramientas, si les interesan la innovación..

Creo que has tocado un tema muy interesante con este post!

Un saludo

eKaizen said...

@Angel y Jose Luis, un sistema de sugerencias sólido debe de ir mucho más allá de un simple cajón con la etiqueda de "buzón de sugerencias".
Un buen sistema de sugerencias debe de basarse en el reconocimiento a las ideas de las personas. Por tanto, es imprescindible que las sugerencias sean nominativas. Y detrás, debe de haber una política de reconocimeinto de las mejores ideas del grupo, del taller, de la factoría...
También debe de compartirse el ahorro/ganancia que la empresa recibe con el propio trabajador que ha tenido la idea. Ya no sé si un premio en metálico, esto me plantea más duda, pero lo que si tengo claro que podrían ser puntos para un viaje, descuentos para la compra de un coche, o cualquier cosa de este tipo. Es fundamental la animación y motivación de toda la organización.
Me encantaría saber como funciona realmente el sistema de sugerencias en Toyota. Si alguin lo sabe...
Un saludo

Maria said...

Tras dos muy rentables, exitosos y profundos cambios para la empresa debido a mis sugerencias lo único que se me ocurre decir años después es "nunca mais". La compañía se beneficia pero ¿y el empleado? Y es que detrás no siempre hay una política de reconocimiento de las mejores ideas del grupo, del taller, de la factoría...sino un beneficio neto para la empresa y ya está. El empleado es "dispensable" y las sugerencias pueden sobrevivir "ad infinitum". Pero de eso solo te enteras a posteriori.

Ioannes Xabier said...

Es que una cosa se complementa con la otra, creo que no deben estar reñidas en ningún momento. De hecho el gran "gurú" Masaaki Imai , hace una autocrítica en el sentido de buscar una complementariedad en ambas.

http://oikoumene.nireblog.com/post/2008/05/01/euskadi-20

eKaizen said...

@María: no me parece justo que un sistema de sugerencias beneficie solamente a la empresa. Un sistema de sugerencias debe buscar más allá de la ganancia económica, debe ser una herramienta motivadora. Si nos se manejan bien este tipo de elementos resultan un arma de doble filo y solamente llevan al recelo y al malestar de los trabajadores.

@ionnes xabier: estoy de acuerdo y es lo que he tratado de reflejar (parece que no con mucho éxito). Kaizen sienta las bases para acostumbrar al cambio, pero luego hay que "rematar" con una correcta política de innovación.

Un saludo

© New Blogger Templates | Webtalks