domingo, 16 de noviembre de 2008

¿El truco final?

Todos los días al prestar atención a cualquier medio de comunicación, desgraciadamente nos asaltan con las mismas noticias. Que si un nuevo Expediente de Regulación, que si el precio de las viviendas ha descendido, que la empresa tal o cual se está planteando dar suspensión de pagos, etc.

Está claro que el dinero no fluye como venía fluyendo hasta ahora y esto repercute en la economía. A todos los niveles, desde las altas esferas a las pequeñas economías domésticas.

La crisis que estamos padeciendo, por las informaciones que se pueden obtener de cualquier fuente, parece que se está centrando en las cosas "más grandes" y luego va descendiendo hasta los bienes de pequeño tamaño. Me explico. Si no hay dinero, lo primero que dejan de comprarse son casas (porque es lo que más cuesta) y lo segundo sobre lo que repercute la falta de dinero son los coches, que suele ser otro de los grandes gastos que tenemos las familias.

Desafortunadamente para España, una crisis en ambos sectores nos repercute mucho y muy directamente. Centrandonos en el sector automoción, hay que decir que España es uno de los grandes productores automovilísticos a nivel mundial; son muchos los constructores que cuentan con instalaciones en nuestro paías: Citroen (Vigo), Mercedes Benz (Vitoria), Renault (Valladolid - Palencia), Volkswagen (Pamplona), Generla Motors - Opel (Zaragoza), Ford (Valencia), Seat (Barcelona), Nissan (Barcelona), Peugeot (Madrid) y posiblemente me deje alguno en el tintero. Pero no solo hay que considerar a los grandes fabricantes; en los alrededores de estos grandes complejos industriales, generalmente surge un nutrido cinturón de pequeños proveedores (a veces, no tan pequeños) que generan muchos puestos de trabajo y que dependen directa o indirectamente del sector del automóvil.

Son conocidos por todos la cantidad de Expedientes de Regulación que están afectando al sector. Con paros programados al menos en las factorías de Nissan, Renault, Opel y Seat. Y no es de extrañar que se produzcan estos paros, ya que las medidas para flexibilizar el volumen de la producción son relativamente escasas y se agotan rápidamente. A partir de ese momento se han de tomar medidas más drásticas. No se puede sostener un sistema industrial en el que se gaste continuamente para fabricar y no se ingrese porque no hay ventas.

Según noticias del diario El País y las estadísticas de la ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles), las ventas en octubre han caído un 40% y el acumulado en lo que va de año roza el 25%. Afectando por lo general, a todos los fabricantes.

Parece que la ciris en el sector está sobradamente argumentada. Pues cual es mi sorpresa hace unos días, cuando un compañero se me acerca y me comenta, a modo de confesión: "Esto está todo previsto, lo que quieren es conseguir algo, ya veremos el truco". Me quedé de piedra. Como yo no veo el truco, he encontrado este vídeo para que por lo menos nos quitemos las ganas de ver un truco.


4 Comments:

ALyCie said...

El truco, lo descubre El Roto en su viñeta de EL PAIS: Nos asuntan con la crisis para anestesiarnos antes de despedirnos.
Bueno, me alegro de tu vuelta-
¡Salud en tiempos de crisis!

Joserra said...

Yo lo que leía en algún lado es que se están haciendo más la víctimas para poder conseguir relajar las nuevas obligaciones de consumos y contaminación, que les den más tiempo y/o ayudas.

Anónimo said...

Es que esto de la crisis, será real, sí... pero estan con unas ganas de venderla que no veas!!!
Funcionarios con sus puestos seguros, pensionistas, hablan de la crisis, de que se hay que gastar menos y blablabla. Por otro lado, caerá la cifra de negocio en otros sectores...pero bueno... eso son los tiempos, antes las herrerías eran un negocio próspero porque la gente iba a caballo y llevaba armaduras, ahora no...

Ekaizen said...

@Todos: hombre la verdad es que parece que haberla, hayla. Y en todos los sectores.

Saludos

© New Blogger Templates | Webtalks