jueves, 27 de noviembre de 2008

Aspectos psicológicos de un ERE


Marcos lleva 15 años trabajando en el sector de la automoción. Había construido su vida en base a este trabajo. Era la empresa más grande de la zona y por lo tanto, se suponía que "lo más seguro después de ser funcionario". Ni por un momento se le había pasado por la cabeza cambiar de empleo; tampoco imaginaba que llegara el día en que su puesto estuviera en peligro.

Había comprado su casa relativamente cerca de la fábrica, la hipoteca era acorde a su salario, el colegio de las niñas también estaba próximo a la factoría. De algún modo, toda su vida giraba en torno a la fábrica de coches para la que trabajaba.

Uno de los aspectos más negativos de la crisis económica que estamos padeciendo actualmente, son los continuos Expedientes de Regulación de Empleo que se están llevando a cabo en numerosas empresas.
Esta situación, se está centrando especialmente en el sector de la automoción; nos referimos tanto a los fabricantes de automóviles como a todas aquellas empresas auxiliares, que de un modo indirecto se ven afectadas.

Hoy queremos afrontar este problema desde 2 visiones: ¿cómo afecta psicológicamente un ERE a un trabajador y qué consecuencias se reflejan en el funcionamiento cotidiano de la organización?.

Sentir por un momento que estais en el pellejo de Marcos: ¿cuáles serían vuestras sensaciones?. Supongo que serían muchos los interrogantes que os vendrían a la cabeza: ¿y después de esto qué?, mira que si con esto del ERE gastamos los días del paro y al final nos quedamos en la calle, ¿por dónde empezaríamos a buscar otro trabajo?, ¿cómo afrontaremos los pagos?, etc.

Todo ello crea una situación de nerviosismo, inquietud e intranquilidad. Pudiendo incluso derivar en cuadros de ansiedad. Pero hay otro aspecto a tener en cuenta ¿en qué invertir el tiempo libre que dejan los periodos de NO-TRABAJO?. Al principio se puede tomar como unas pequeñas vacaciones, aprovechar para hacer gestiones en el banco o con hacienda. Pero después de un tiempo se cae en la cuenta de que no son unas vacaciones; no puedes ir a ningún sitio porque tu familia tiene obligaciones, además, la incertidumbre no permite gastar mucho dinero, no vaya a ser que...

Dedicas todo tu tiempo a tus hobbies, pero acabas por darte cuenta de que los hobbies dejan de serlo cuando se convierten en obligación. Y no haces más que darle vueltas a la situación: CON LO BIEN QUE ESTARÍA YO TRABAJANDO, que es lo que realmente tendría que hacer...

¿No pensáis que todo este estado de ánimo acabará repercutiendo en el funcionamiento de la empresa?. Que la falta de motivación que genera el ERE temporal, se verá reflejada en malos resultados laborales durante los periodos de trabajo. ¿No creeis que disminuirá enormemente la productividad de la planta y empeorarán notablemente los resultados de calidad?. Lo que a la larga repercutirá en peores resultados económicos para la marca en cuestión.

Además, bajo mi punto de vista, la empresa acaba perdiendo velocidad de reacción. Se acaba perdiendo la tensión del trabajo, los hábitos y el saber hacer que da el día a día. Incluso se puede llegar a caer en la dejadez o en la desidía, empujados por el pensamiento de: "total, para lo que importa que se haga bien o mal, si mañana no tenemos que venir". Todo esto repercutirá directamente en el buen funcionamiento de la cadena de mando y en general de la planta. Es como si todos los días fueran el primer día que vas a trabajar después de vacaciones; que es el día del despiste, del descentramiento, cuando más errores se pueden cometer. En fin, una locura.

9 Comments:

Joserra said...

En algunas empresas piensan que hay otras posibilidades: what-toyota-knows-that-gm-doesnt:

How many hourly jobs has Toyota’s American production system laid off in the same time frame? Zero. That’s right. ZERO. How? Isn’t Toyota experiencing the same slow down in auto sales as GM is? Yes, it is. And yes, Toyota has halted production at its Texas and Indiana plants for the past 3 months. But the 4,500 people who work at those plants have not been laid off. What!?!?! How? Why?

toño said...

El problema es que nos encauzamos....seguimos inercias. y las cosas cambian, así que cuando toca tomar decisiones se joroba todo. Nos metemos en laberintos por los que es muy fácil andar hasta que se corta el camino y....

Senior Manager said...

Indiscutiblemente estamos ante una situación compleja y difícil desde todo puento de vista. No obstante creo que todo depende de la personalidad y del carácter que tiene la persona para afrontar los nuevos hechos... la palabra clave es "calma".
Cualquier decisión ha de tomarse luego de una profunda reflexión y sobre todo después de haber considerado todos los aspectos...
SM

ALyCie said...

Senior, no es una situación compleja. El maximizar beneficios a corto, como está demostrando la crisis financiera, es aumentar el riesgo, y si hablamos de plazos, es aumentar el riesgo en el futuro.
EL futuro, zukunft, ya llegó.
Ahora hay que pasarlo y eso si es una situación compleja..
¡Salud!

toño said...

Pero pregunto ¿Qué alternativas hay a un ERE cuando sobra plantilla?

Ekaizen said...

@Joserra, ya sabemos que Toyota es diferente y qué duda cabe que sabrá sacar ventaja de esta crisis y saldrá reforzada. A partir de ahora será practicamente imposible desbancarla del número 1.

@Senior: ya sé que la calma y la prudencia son buenas consejeras, especialmente en tiempos de "revolución".

@Alycie: en gran medida estoy de acuerdo. En muchos sitios han intentado maximizar beneficios a toda costa, pero jamás han pensado en maximizar la creación de valor. Y ahora pagamos las consecuencias.

Saludos para todos EK.

mpiryko said...

¡Touche!
Muy buen comentario el "aumento del valor".

toño said...

Lo grave es que hayamos hecho depender nuestra vida del trabajo.
En mi opinión se pueden hacer bastantes cosas, hay una industria del ocio bastante barata, si no que se lo pregunten a un niño de 13 años, se puede encontrar placer en cosas como levantarse más tarde y poder acostarse más tarde, hacer deporte, dominar con más virtuosismo las tareas del hogar, cursos de hobbies, ver películas y leer libros de la biblioteca pública, gestiones, tener más tiempo para los amigos (no todos tienen el mismo horario que yo) incluso replantearse la vida.En mi opinión hay cierto estigma social hacia el desempleado bastante injustificado, y hay cierta deificación del trabajo, que si bien hace 100 años era necesario para sobrevivir fuera del hampa, ahora no es tan necesario (me refiero al trabajo de 40h/sem, todos los días de nuestra vida). En mi opinión los desempleados del siglo XXI, se parecen más a los excomulgados del XVI y a los ateos del XIX, se pensaba que caía sobre ellos una condena eterna, pero ahora no los vemos como algo malo en sí, pues con el desempleo pasará algo parecido.

José Luis del Campo Villares said...

Buenas.

Hoy hablo yo delasconsecuenias fisico/psiquicas del desempleo.

¿Es humano que suframos consecuencias del despido? Yo creo que si.

También creo que el sacralizar la figura del empleo es un error, y por lo tanto la falta de el mismo.
Estoy con Toño.

No obstante es perfectamente comprensible.

Saludos

© New Blogger Templates | Webtalks